Lumbalgia

Lumbalgia durante el embarazo

Es normal padecer lumbalgia durante el embarazo, la lumbalgia o lumbago es un dolor en la parte más baja de la espalda, en la zona lumbar, que sufren más de la mitad de las embarazadas principalmente a final del segundo y durante el tercer trimestre de embarazo.

¿Por qué se produce el lumbago?

Se produce por la compresión de raíces nerviosas que produce el cambio de eje de la columna vertebral debido al crecimiento uterino. La madre cambia su centro de gravedad para mantener el equilibrio, separa los pies y curva la espalda en su porción final, acentuando el problema.

Al crecer el útero, la mujer embarazada tiende a modificar la posición de la columna vertebral: las vértebras lumbares se desplazan hacia delante y las vértebras dorsales se desplazan hacia atrás. Además, los ligamentos y las articulaciones se vuelven más laxos y sujetan peor la columna. Por otro lado, los movimientos bruscos, el sobrepeso, las tensiones y los trastornos óseos predisponen para sufrir de lumbalgia.

Los Ginecólogos en Guadalajara aconsejan adoptar una buena posturas ayuda a prevenir los dolores lumbares.

– Al agacharse para coger algo del suelo no hay que doblar la espalda, sino flexionar las rodillas y mantenerla recta. Resulta más fácil cuanto más cerca estemos del objeto.

– Es importante sentarse bien, con la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla.

– Debemos evitar los movimientos forzados.

– No coger peso.

– No es bueno permanecer mucho tiempo seguido de pie. Cuando se trabaja de pie o mientras se plancha, por ejemplo, hay que apoyar un pie en un taburete para no sobrecargar la columna.

– Es aconsejable realizar gimnasia acuática a partir del quinto mes de embarazo. Los ejercicios en el agua reducen los dolores lumbares.

– El yoga también relaja la espalda y permite corregir las malas posturas.

– Usar una faja especial.

– El reposo y los masajes pueden aliviar el dolor. Si las molestias no desaparecen con estas medidas higiénicas, el médico puede prescribir un analgésico o recomendar acudir a un profesional especializado en problemas de espalda.

Viajar

Viajar durante el embarazo

Te vas de vacaciones? viajar durante el embarazo, una escapada o un viaje de trabajo, y te pilla de sorpresa en pleno embarazo. Qué hacer, ¿desistir del viaje? ¿Consultar al médico? ¿Lanzarse a la aventura? Todo dependerá de cuántos meses estás embarazada, si el viaje es corto o largo, y si viajarás en coche, en avión o en otro tipo de transporte.

Normalmente, según los médicos, el mejor periodo para viajar durante el embarazo es entre las semanas 18 y 24, es decir, a partir del cuarto y antes del séptimo mes de gestación. En los primeros meses, cuando el feto está en fase de formación, ellos advierten que, dependiendo del tipo de desplazamiento que haga su madre, puede sufrir el riesgo de infecciones y contagios. En los últimos meses del embarazo aumenta el riesgo de parto prematuro.

Ahora bien, ha de tomar algunas precauciones:

– Evitar ir a países donde los servicios sanitarios sean deficientes.

– Si existe un riesgo de contraer alguna enfermedad en el país de destino, es necesario sopesar con el médico el peligro de contagio y el riesgo de vacunarse. No es aconsejable viajar a países exóticos donde existen enfermedades endémicas.

– Extremar la higiene personal, la de los alimentos y la del entorno, para evitar que se produzcan infecciones e intoxicaciones.

– Vestir ropa cómoda y holgada.

– En los viajes por carretera los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan parar y caminar unos minutos tantas veces como sea necesario. Siempre que sea posible, es mejor desplazarse en coche que en autobús. Los movimientos de los autobuses son bruscos y además no es posible apearse fuera de las paradas programadas.

– Antes de emprender el viaje por carretera, tomar unas galletas para evitar las náuseas durante el trayecto. No es recomendable ingerir comidas pesadas.

– Si la mujer es proclive a los mareos, nunca deberá automedicarse.

– Hay que utilizar el cinturón de seguridad.

– El avión es una buena opción. El desplazamiento es más rápido y cómodo. Además, aunque vuele a 9.000 m de altitud, la presión que los viajeros soportan en su interior es la misma que la que soportarían en una montaña más bien baja. Pero algunas compañías no admiten a embarazadas en las últimas semanas de gestación con el fin de evitar que den a luz en pleno vuelo.

– Los detectores de metales de los aeropuertos son completamente inocuos tanto para la madre como para el feto.

– En las últimas semanas no se recomienda hacer desplazamientos largos.

Varices

Varices durante el embarazo

Las Varices son dilataciones de las venas causadas por la acumulación de sangre en su cavidad.

Causas

En la aparición de varices durante el embarazo, influyen varios factores, como la predisposición genética, el sexo (las mujeres tienen el doble de riesgo que los hombres), o la obesidad. La gestación también predispone, porque, por un lado, la hormona progesterona (que aumenta) hace que se relajen las paredes venosas y, por otro lado, el útero presiona las venas de la zona abdominal y pélvica, empeorando la circulación.

Las venas son las encargadas del transporte de la sangre al corazón, y tienen que realizar ahora un esfuerzo mucho mayor. El riesgo de desarrollar varices aumenta en las mujeres que trabajan de pie o deben mantener la misma postura durante muchas horas.

Síntomas

Cansancio y pesadez en las piernas, sobre todo hacia la última hora del día y en los meses de calor. Picor, dolor e hinchazón de la zona y contracciones musculares. Solo en casos extremos surgen complicaciones como hemorragias, trombosis venosa o infección.

Tratamiento

Para prevenirlas o aliviar sus síntomas los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan practicar ejercicio moderado (es bueno caminar a diario), controlar el peso, consumir fibra, evitar mantener la misma postura mucho tiempo, reposar con las piernas un poco más altas que el resto del cuerpo, calzar zapatos con un poco de tacón y evitar el calor directo (por ejemplo, de la calefacción) o el agua caliente sobre las piernas.

Cuando la futura madre es propensa a las varices, debe procurar usar medias de compresión desde el inicio de la gestación y hasta unos meses después del parto.

Según la evolución de las varices y las molestias que provocan, Su Ginecóloga(o) valorará qué tipo de tratamiento debe recibir la mujer. Después del embarazo, tienden a mejorar.

Toxoplasmosis

Toxoplasmosis y el embarazo

La Toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito (Toxoplasma Gondii) que se encuentra en la carne cruda y en las heces de los gatos.

Transmisión

Se produce básicamente por tres vías:

Al ingerir carnes poco hechas procedentes de animales portadores de dicho parásito; al tomar leche y productos lácteos sin pasteurizar; o por consumir alimentos que han sido contaminados por moscas o cucarachas, insectos que a menudo propagan la toxoplasmosis.

Por el contacto con las heces de un animal infectado o portador del protozoo. Los gatos son portadores aunque no sufran la enfermedad.

El futuro bebé puede contagiarse si la madre se infecta durante la gestación. La mujer debe saber si ya ha pasado la toxoplasmosis, ya que, si es así, el riesgo de volver a contraer la infección es prácticamente nula. El control de embarazo incluye análisis que determinan si tiene o no anticuerpos.

Síntomas

La enfermedad se puede padecer sin advertirlo, ya que sus síntomas en los adultos suelen ser leves y similares a los que produce la gripe. En caso de contraerla durante la gestación, su Ginecóloga(o) indicará un tratamiento con fármacos. Es eficaz, no supone ningún riesgo para el embarazo y disminuye el peligro de infección del feto.

Prevención

Los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan evitar el contacto con los gatos callejeros y extremar las precauciones si se convive con un gato. En este caso es recomendable averiguar si la mascota es portadora del Toxoplasma Gondii, mediante una prueba muy sencilla que realiza el veterinario.

Se debe utilizar guantes cuando se manipule la tierra o la escudilla del gato, y en las labores de jardinería (tampoco conviene tocar la tierra ni las plantas de los parques y jardines públicos).

Es importante cocinar bien la carne. Este protozoo es muy sensible al calor y se destruye a altas temperaturas.

También hay que eliminar de la dieta los embutidos, limpiar muy bien las verduras, frutas y hortalizas antes de consumirlas, y lavarse las manos después de haber manipulado carne cruda.

Riesgos

Esta infección, cuando se padece durante el embarazo, supone un grave riesgo para el desarrollo del embrión y el feto. Puede causar daños cerebrales (hidrocefalia, microcefalia, calcificaciones cerebrales y retraso mental) y oculares (incluida ceguera) y pone en peligro la vida del futuro bebé. El periodo crítico de riesgo es el tercer trimestre.

Toxoplasmosis

Toxoplasmosis y el embarazo

La Toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito (Toxoplasma Gondii) que se encuentra en la carne cruda y en las heces de los gatos.

Transmisión

Se produce básicamente por tres vías:

Al ingerir carnes poco hechas procedentes de animales portadores de dicho parásito; al tomar leche y productos lácteos sin pasteurizar; o por consumir alimentos que han sido contaminados por moscas o cucarachas, insectos que a menudo propagan la toxoplasmosis.

Por el contacto con las heces de un animal infectado o portador del protozoo. Los gatos son portadores aunque no sufran la enfermedad.

El futuro bebé puede contagiarse si la madre se infecta durante la gestación. La mujer debe saber si ya ha pasado la toxoplasmosis, ya que, si es así, el riesgo de volver a contraer la infección es prácticamente nula. El control de embarazo incluye análisis que determinan si tiene o no anticuerpos.

Síntomas

La enfermedad se puede padecer sin advertirlo, ya que sus síntomas en los adultos suelen ser leves y similares a los que produce la gripe. En caso de contraerla durante la gestación, su Ginecóloga(o) indicará un tratamiento con fármacos. Es eficaz, no supone ningún riesgo para el embarazo y disminuye el peligro de infección del feto.

Prevención

Los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan evitar el contacto con los gatos callejeros y extremar las precauciones si se convive con un gato. En este caso es recomendable averiguar si la mascota es portadora del Toxoplasma Gondii, mediante una prueba muy sencilla que realiza el veterinario.

Se debe utilizar guantes cuando se manipule la tierra o la escudilla del gato, y en las labores de jardinería (tampoco conviene tocar la tierra ni las plantas de los parques y jardines públicos).

Es importante cocinar bien la carne. Este protozoo es muy sensible al calor y se destruye a altas temperaturas.

También hay que eliminar de la dieta los embutidos, limpiar muy bien las verduras, frutas y hortalizas antes de consumirlas, y lavarse las manos después de haber manipulado carne cruda.

Riesgos

Esta infección, cuando se padece durante el embarazo, supone un grave riesgo para el desarrollo del embrión y el feto. Puede causar daños cerebrales (hidrocefalia, microcefalia, calcificaciones cerebrales y retraso mental) y oculares (incluida ceguera) y pone en peligro la vida del futuro bebé. El periodo crítico de riesgo es el tercer trimestre.

Fumar

Fumar durante el embarazo 

Fumar es peligroso para la salud. Es uno de los hábitos más perjudiciales para la salud. Sin embargo, aunque todos somos conscientes del daño que provoca en la salud, muchos insisten en seguir con esta costumbre que, en muchos casos, ya se ha convertido en un vicio.

El tabaco no sólo hace daño a quién fuma, sino también a quién está a su lado y, en el caso de las mujeres embarazadas, al feto que se está formando y creciendo en su vientre. Si estás embarazada y no has dejado de fumar, puedes lastimar tu salud y la de tu bebé. Fumar durante el embarazo puede causar alteraciones importantes en el desarrollo del futuro bebé.

Por un lado, la nicotina atraviesa la placenta y se concentra en la sangre del feto y en el líquido amniótico, el monóxido de carbono procedente del humo inhibe el aporte de oxígeno a los tejidos embrionarios. Después del parto, la nicotina pasa a la leche materna.

Riesgos

Las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más riesgo de aborto espontáneo y graves complicaciones durante el embarazo como: sufrimiento fetal, placenta previa, desprendimiento prematuro de la placenta o parto prematuro.

El tabaco impide que el futuro bebé reciba un aporte adecuado de oxígeno y sustancias nutritivas, por eso los hijos de mujeres fumadoras suelen tener bajo peso (es más bajo cuanto más haya fumado la madre) y problemas respiratorios. También sufren más incidencia de labio leporino y microcefalia.

Después del nacimiento, los hijos de fumadoras también tienen más riesgo de muerte súbita, alteraciones del sistema nervioso, problemas de conducta y aprendizaje durante la infancia, déficit de atención, y trastornos respiratorios.

Tratamiento

Puesto que los efectos nocivos del tabaco ocurren en cualquier momento de la gestación, desde el instante en que toma la decisión de ser madre, la mujer debe dejar de fumar o fumar lo menos posible y evitar permanecer en estancias cargadas de humo (el futuro padre tampoco debería fumar en casa). El abandono de esta adicción tendrá un impacto positivo en su salud y en la de quienes la rodean. Se recomienda asistir a su control de embarazo con su Ginecólogo en Guadalajara para un embarazo saludable.

Salivación

Salivación excesiva durante el embarazo

Algunas mujeres sienten que tienen salivación excesiva durante el embarazo, especialmente cuando tienen náuseas. Otras segregan incluso tanta saliva que necesitan escupirla para sentirse mejor. La salivación excesiva, llamada sialorrea, es más común entre mujeres que sufren hiperemesis gravidarum, un tipo de náusea intensa.

Los Ginecólogos en Guadalajara no saben qué es lo que causa esta salivación excesiva que algunas mujeres experimentan en los primeros meses de embarazo, pero los cambios hormonales podrían ser los responsables. Además, las náuseas podrían causar que algunas mujeres traguen menos saliva, haciendo que ésta se acumule en la boca.

En circunstancias normales, las glándulas salivares producen cerca de un litro (0.2 galones) de saliva al día, pero como la tragamos continuamente y de forma inconsciente, no solemos notarla. Así que si de repente sientes que tienes más saliva en la boca podría ser porque tu cuerpo está produciendo más, porque estás tragando menos o una combinación de ambos factores.

El aumento de salivación también puede estar relacionado con la acidez, que es común en el embarazo. Los jugos gástricos son ácidos y al subir por el esófago lo irritan, causando esa sensación de quemazón tan familiar para las personas que sufren de acidez.

Cuando los ácidos llegan al esófago provocan la segregación de saliva, ya que ésta tiene una gran concentración de bicarbonato, que es alcalino. Cada vez que tragas, tu saliva baña las paredes del esófago y ayuda a neutralizar los ácidos gástricos. Esto podría explicar por qué algunas mujeres que vomitan más tienden a producir más saliva.

Otros irritantes como el humo, las caries y otras infecciones orales, algunos medicamentos, la exposición a toxinas como el mercurio, pesticidas y ciertos problemas médicos pueden causar también aumento en la salivación.

La saliva tiene otras funciones importantes como lubricar tu boca y producir enzimas que favorecen la digestión. También contiene proteínas con propiedades antivirales, antibacteriales y antifungicidas que ayudan a proteger tu boca y tus dientes. Se recomienda asistir periódicamente a su control de embarazo con su Ginecóloga(o).

Yoga

Yoga durante el embarazo

La Yoga, durante el embarazo produce enormes beneficios físicos y psicológicos, ya que, por un lado aumenta la flexibilidad y el buen estado corporal, y por otro, ayuda a conectar mentalmente con el propio cuerpo.

El hacer yoga puede ayudar a que la mujer embarazada tome confianza en su cuerpo y le permita sentirse más segura y preparada para afrontar el parto, tanto por la conexión que logra, mediante la práctica, con su cuerpo y el de su hijo, como por la evidente mejora de su elasticidad, fuerza y resistencia.

La Yoga es un puente y un nexo que nos une a nosotros mismos, un vehículo de salud y de introspección, que aporta paz y reconocimiento de las sensaciones. Para las embarazadas, la búsqueda y la consecución del bienestar físico y mental es especialmente importante, pues ellas se preparan para cambios enormes y desgastes físicos, pero también a un crecimiento profundo que las hace más fuertes.

La práctica de yoga durante el embarazo permite ser más consciente de los cambios corporales y emocionales, sintiéndolos con plenitud vivencial y comprendiendo lo que nos sucede, ya que sobre todo nos ayuda a sentirnos conectadas con el cuerpo. La relajación del yoga, además, aumenta la flexibilidad, haciendo más soportables las tensiones físicas de músculos y articulaciones.

Practicar yoga en el embarazo debe realizarse siempre con el asesoramiento de un experto que nos enseñe asanas, pranayana y ejercicios de relajación adecuados para cada momento de la gestación. Ademas de visitar periódicamente a su Ginecóloga(o) para su control prenatal. Aprender a respirar correctamente y mantener la musculatura fuerte son algunos de los objetivos del yoga, un deporte ideal para embarazadas que además, según un estudio de la Universidad de Michigan (EE.UU.), también reduce los síntomas depresivos durante la gestación fruto del baile de hormonas que sufre la mujer, por lo que lo recomiendan los Ginecólogos en Guadalajara.

CÉLULAS MADRE

CÉLULAS MADRE

CÉLULAS MADRE

Estimada paciente, en Gine Med siempre buscamos estar a la vanguardia en el cuidado de tu embarazo y tu futuro bebé, es por eso que nos complace a través de tu Ginecóloga(o) invitarte a las pláticas dirigidas a embarazadas acerca de almacenar las CÉLULAS MADRE DEL CORDÓN UMBILICAL, las cuales serán impartidas el próximo 23 de Octubre a las 19 Hrs. en nuestro salón de Yoga prenatal Gine Med.

El cupo es limitado ya que no tendrá ningún costo por lo que requerimos confirmes tu asistencia al teléfono 13779291 para reservar el lugar. Puedes invitar a tus amigas embarazadas.

ATTE.   Dr. Ricardo Lúa A.

CÉLULAS MADRE

CÉLULAS MADRE

CÉLULAS MADRE

Estimada paciente, en Gine Med siempre buscamos estar a la vanguardia en el cuidado de tu embarazo y tu futuro bebé, es por eso que nos complace a través de tu Ginecóloga(o) invitarte a las pláticas dirigidas a embarazadas acerca de almacenar las CÉLULAS MADRE DEL CORDÓN UMBILICAL, las cuales serán impartidas el próximo 23 de Octubre a las 19 Hrs. en nuestro salón de Yoga prenatal Gine Med.

El cupo es limitado ya que no tendrá ningún costo por lo que requerimos confirmes tu asistencia al teléfono 13779291 para reservar el lugar. Puedes invitar a tus amigas embarazadas.

ATTE.   Dr. Ricardo Lúa A.