Factor RH

Factor RH durante el embarazo

Al principio del embarazo te realizarán un análisis de sangre para determinar tu grupo sanguíneo y tu factor Rh, es decir, si tienes el factor Rh (Rhesus), una proteína que la mayoría de las personas tienen en la superficie de los glóbulos rojos. Si tienes el factor Rh, tu condición es Rh positiva. En caso de que no lo tengas, eres Rh negativa, y deberás tomar ciertas precauciones durante el embarazo. Si eres Rh negativa, hay muchas posibilidades de que tu sangre sea incompatible con la de tu bebé, quien probablemente sea Rh positivo. Es posible que no lo sepas con certeza hasta el nacimiento, pero en la mayoría de los casos hay que asumir que es así, para mayor seguridad.

Un 15 por ciento de las personas aproximadamente tienen lo que los Ginecólogos en Guadalajara llaman factor Rh negativo. Cuando una mujer con la sangre Rh negativo espera un hijo que heredó del padre el factor Rh, se produce una intolerancia que puede ocasionar peligrosas complicaciones para el segundo hijo (aunque no para el primero) y los siguientes.

Incompatibilidad

El organismo de la madre forma anticuerpos contra la sangre del niño, y estos pueden dañarlo gravemente. Sin embargo, en el primer embarazo, el peligro para el feto es mínimo. Normalmente los anticuerpos solo se forman durante los últimos días del embarazo, o incluso después del parto. Pero la madre queda sensibilizada y en el segundo hijo puede producir anticuerpos que pasan a la placenta y afectan al niño.

Cómo se detecta

El médico pedirá un análisis de sangre para conocer el grupo sanguíneo de la madre y saber si es Rh negativo. Lo ideal es que tanto la futura madre como el padre se hagan este análisis antes de la gestación o, al menos, durante las primeras semanas.

Tratamiento

Existe un tratamiento profiláctico que consiste en inyectar gammaglobulina antiRh a la mujer antes de la concepción o inmediatamente después del primer parto. Cuando el feto está afectado puede tener desde una ligera ictericia hasta un trastorno grave de incompatibilidad sanguínea durante la gestación.

El tratamiento de la ictericia leve consiste en vigilar atentamente la evolución del recién nacido. En casos graves, se hacen transfusiones intrauterinas al feto o se administran altas dosis de inmunoglobulinas.

Hormigueo

Hormigueo durante el embarazo

¿Es normal notar sensación de hormigueo durante el embarazo?

Sí. Si bien la enfermedad del síndrome del túnel carpiano suele asociarse a trabajos que requieren movimientos manuales repetitivos (como procesar datos, programar ordenadores y trabajar en una línea de montaje), también puede darse en mujeres embarazadas.

La retención de líquidos propia del embarazo debido al enlentecimiento del retorno venoso vascular puede favorecer la compresión nerviosa principalmente a su paso por el ligamento anular de la muñeca favoreciendo la sensación de hormigueo en las manos, sobre todo por las mañanas tras el descanso nocturno. Un grado de compresión nerviosa severa lo vemos en los casos de síndrome del túnel carpiano.

Molesta sensación de adormecimiento, entumecimiento y debilidad, y dificultad para mover algunas partes del cuerpo, sobre todo las piernas, los brazos y las manos.  Aunque no es común, algunas mujeres también sienten hormigueo en los senos. El hormigueo está causado por las hormonas típicas del embarazo y por la presión que ejerce la retención de líquidos sobre los nervios.

Síntomas

Además de los citados, la mujer siente que le falta destreza para abrocharse los botones o coger algo con los dedos.

Tratamiento

Si la sensación de hormigueo es persistente, su Ginecóloga(o) puede recomendar un diurético (para disminuir la retención de líquido) o incluso un esteroide (excepto en el primer trimestre). Además, la embarazada debe evitar todo aquello que pueda aumentarlo, como las situaciones de estrés y las posturas incómodas, sobre todo si está guardando reposo. Los ejercicios de estiramiento también alivian por lo que se recomienda tomar Yoga prenatal. Durante la noche, es preciso encontrar una posición que permita respirar bien, y a ser posible, dormir sobre el lado izquierdo en un buen colchón, ni blando ni demasiado rígido.

La sensación de hormigueo de los pechos disminuye cuando se utilizan sujetadores de la talla adecuada, sin costuras y con tirantes anchos. La talla del resto de la ropa también debe ir adaptándose a las modificaciones que el cuerpo está experimentando.

Los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan asistir periódicamente a su control de embarazo para un embarazo sin complicaciones.

Hormigueo

Hormigueo durante el embarazo

¿Es normal notar sensación de hormigueo durante el embarazo?

Sí. Si bien la enfermedad del síndrome del túnel carpiano suele asociarse a trabajos que requieren movimientos manuales repetitivos (como procesar datos, programar ordenadores y trabajar en una línea de montaje), también puede darse en mujeres embarazadas.

La retención de líquidos propia del embarazo debido al enlentecimiento del retorno venoso vascular puede favorecer la compresión nerviosa principalmente a su paso por el ligamento anular de la muñeca favoreciendo la sensación de hormigueo en las manos, sobre todo por las mañanas tras el descanso nocturno. Un grado de compresión nerviosa severa lo vemos en los casos de síndrome del túnel carpiano.

Molesta sensación de adormecimiento, entumecimiento y debilidad, y dificultad para mover algunas partes del cuerpo, sobre todo las piernas, los brazos y las manos.  Aunque no es común, algunas mujeres también sienten hormigueo en los senos. El hormigueo está causado por las hormonas típicas del embarazo y por la presión que ejerce la retención de líquidos sobre los nervios.

Síntomas

Además de los citados, la mujer siente que le falta destreza para abrocharse los botones o coger algo con los dedos.

Tratamiento

Si la sensación de hormigueo es persistente, su Ginecóloga(o) puede recomendar un diurético (para disminuir la retención de líquido) o incluso un esteroide (excepto en el primer trimestre). Además, la embarazada debe evitar todo aquello que pueda aumentarlo, como las situaciones de estrés y las posturas incómodas, sobre todo si está guardando reposo. Los ejercicios de estiramiento también alivian por lo que se recomienda tomar Yoga prenatal. Durante la noche, es preciso encontrar una posición que permita respirar bien, y a ser posible, dormir sobre el lado izquierdo en un buen colchón, ni blando ni demasiado rígido.

La sensación de hormigueo de los pechos disminuye cuando se utilizan sujetadores de la talla adecuada, sin costuras y con tirantes anchos. La talla del resto de la ropa también debe ir adaptándose a las modificaciones que el cuerpo está experimentando.

Los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan asistir periódicamente a su control de embarazo para un embarazo sin complicaciones.

Hipotensión

Hipotensión durante el embarazo

La hipotensión o tensión baja es la baja presión de la sangre. Durante el embarazo, se puede dar hipotensión durante las primeras 24 semanas, sobre todo en el segundo trimestre (entre las semanas 12 y 24 de gestación). Normalmente se trata de una bajada de tensión provocada por el propio embarazo. Como la sangre ahora circula también hacia el feto, el sistema circulatorio de la mujer se ve obligado a funcionar más deprisa para cubrir las necesidades del bebé. Y esto hace que la presión sanguínea baje. En cuanto el cuerpo se estabilice y se adapte a esta nueva situación, la hipotensión irá remitiendo.

La tensión arterial anormalmente baja (los valores normales en una mujer joven son 120 mm de Hg de presión sistólica y 70 mm de Hg de presión diastólica). No se considera una enfermedad, sino todo lo contrario, la tensión baja refleja el buen estado del corazón, del sistema circulatorio y la salud en general. Durante el embarazo es normal que la tensión esté más baja que de costumbre.

Síntomas

Desfallecimiento, pulso débil y mareo. Puede causar pérdida de consciencia transitoria, sobre todo cuando la embarazada se incorpora en la cama o en el sofá. Estos síntomas tienden a aparecer después de una exposición prolongada al sol o tras un tiempo excesivo de ayuno.

Tratamiento

La futura mamá debe evitar los cambios bruscos de postura. Antes de incorporarse de la cama o levantarse del sofá es mejor esperar unos segundos. Si empieza a notar mareo, la ayudará tomar en pequeños sorbos un refresco de cola, que contiene cafeína y azúcar. Si tiene sensación de desmayo, se sentará bajando la cabeza a la altura de las rodillas o se tumbará con las piernas en alto. No debe seguir de pie porque podría caerse. También hay que liberarse del exceso de ropa y buscar aire fresco. Su Ginecóloga(o) debe conocer estos incidentes. Los Ginecólogos en Guadalajara recomiendan asistir a su control de embarazo.

Hipertensión

Hipertensión durante el embarazo

Los Ginecólogos en Guadalajara consideran que la mujer embarazada tiene hipertensión durante el embarazo cuando su tensión diastólica es superior a 90-100 mm Hg y su tensión sistólica es superior a 140- 160 mm Hg.

En la aparición de este trastorno influye en primer lugar la cantidad de sangre que bombea el corazón y el tamaño y estado de las arterias. También influyen otros factores. Así, es más frecuente en personas obesas o que abusan de la sal, consumidores habituales de alcohol y quienes están sometidos a una situación de estrés permanente.

Diagnóstico

Se hace después de haber tomado varias veces la tensión arterial, y raras veces mediante análisis de sangre y orina.

Tratamiento

Su Ginecóloga(o) toma la tensión a la mujer embarazada en cada una de las visitas. Si es alta, le recomendará reducir la sal en las comidas, hacer una dieta saludable, realizar ejercicio físico moderado, y si fuera necesario, tomar un tratamiento farmacológico.

Síntomas

La tensión alta puede provocar cansancio, cefaleas, cambios en la visión, confusión, ansiedad, vómitos, transpiración excesiva, alteraciones en el color de la piel (palidez o enrojecimiento), dolor en el pecho, etc. En los casos más graves, puede ocasionar también hemorragia nasal, palpitaciones y zumbidos o ruidos en los oídos.

Consecuencias

La hipertensión no controlada predispone a sufrir graves complicaciones. Durante la gestación puede causar preeclampsia, y fuera de ella, enfermedades del corazón, los riñones, el cerebro y los vasos sanguíneos. Si durante la gestación persiste pese al tratamiento, el obstetra decidirá si el embarazo puede continuar hasta el final o hay que provocar el parto antes de tiempo.

La hipertensión también afecta al futuro bebé: se ha comprobado que los hijos de las mujeres que tuvieron tensión alta durante el embarazo pesan menos y pueden tener presiones arteriales más altas que los niños de mujeres que tuvieron tensión normal durante el embarazo.

Hinchazón

Hinchazón durante el embarazo

La Hinchazón parece inevitable en un momento u otro del embarazo. De hecho, a veces lo es, por mucho cuidado que lleves, por mucho ejercicio que hagas o lo hidratada que estés… los pies se acaban hinchando durante el embarazo. Pero vamos a ver cómo minimizar los riesgos, ya que no solo se trata de un problema de comodidad o de moda.

Está claro que no podremos usar nuestros tacones favoritos o esos zapatos que nos compramos la temporada pasada y solo llevamos en una ocasión. Pero los pies hinchados significan mucho más: retención de líquidos, molestias a la hora de caminar…

Está provocada por la acumulación de líquidos en los tejidos, sobre todo en los tobillos, los pies, las piernas, las manos y la cara.

Aumenta en los últimos meses de gestación.

Síntomas

La futura madre suele notar una inflamación leve (y sensación de hormigueo ) especialmente en los tobillos y las manos que hace más difícil quitarse las sortijas y descalzarse. Cuando la hinchazón es importante y persistente y, además, siente dolor de cabeza, mareos, zumbido de oídos u otros síntomas, debe acudir inmediatamente a su Ginecóloga(o) porque podría tratarse de una complicación importante conocida como preeclampsia.

Tratamiento

La hinchazón desciende o desaparece con el descanso. Conviene sentarse varias veces al día con las piernas en alto, por encima del nivel del corazón, siempre que esta postura no impida respirar con normalidad, y tumbarse de costado. Los Ginecólogos en Guadalajara te recomiendan vestir medias de compresión graduada, usar un calzado cómodo que no apriete y darse masajes en la zona afectada. Se recomienda consumir poca sal.

Es normal que las piernas se hinchen, sobre todo por la tarde, cuando la embarazada ha hecho algún sobreesfuerzo, por ejemplo, haber estado mucho tiempo de pie. En esos casos, el masaje es muy relajante.

Hinchazón

Hinchazón durante el embarazo

La Hinchazón parece inevitable en un momento u otro del embarazo. De hecho, a veces lo es, por mucho cuidado que lleves, por mucho ejercicio que hagas o lo hidratada que estés… los pies se acaban hinchando durante el embarazo. Pero vamos a ver cómo minimizar los riesgos, ya que no solo se trata de un problema de comodidad o de moda.

Está claro que no podremos usar nuestros tacones favoritos o esos zapatos que nos compramos la temporada pasada y solo llevamos en una ocasión. Pero los pies hinchados significan mucho más: retención de líquidos, molestias a la hora de caminar…

Está provocada por la acumulación de líquidos en los tejidos, sobre todo en los tobillos, los pies, las piernas, las manos y la cara.

Aumenta en los últimos meses de gestación.

Síntomas

La futura madre suele notar una inflamación leve (y sensación de hormigueo ) especialmente en los tobillos y las manos que hace más difícil quitarse las sortijas y descalzarse. Cuando la hinchazón es importante y persistente y, además, siente dolor de cabeza, mareos, zumbido de oídos u otros síntomas, debe acudir inmediatamente a su Ginecóloga(o) porque podría tratarse de una complicación importante conocida como preeclampsia.

Tratamiento

La hinchazón desciende o desaparece con el descanso. Conviene sentarse varias veces al día con las piernas en alto, por encima del nivel del corazón, siempre que esta postura no impida respirar con normalidad, y tumbarse de costado. Los Ginecólogos en Guadalajara te recomiendan vestir medias de compresión graduada, usar un calzado cómodo que no apriete y darse masajes en la zona afectada. Se recomienda consumir poca sal.

Es normal que las piernas se hinchen, sobre todo por la tarde, cuando la embarazada ha hecho algún sobreesfuerzo, por ejemplo, haber estado mucho tiempo de pie. En esos casos, el masaje es muy relajante.

Higiene

Higiene durante el embarazo

Durante el embarazo la higiene es fundamental para evitar la aparición de enfermedades y para conservar la salud y el bienestar tanto de la madre como de su futuro hijo.

Pero la higiene no solo abarca el aseo y el cuidado escrupuloso del cuerpo; también debe incluir la adopción de buenos hábitos y de ciertas precauciones básicas en la manipulación de los alimentos.

– Durante la gestación aumenta la sudoración y el flujo vaginal, por lo tanto, es conveniente ducharse a diario, utilizando un jabón de pH neutro.

– Aplicarse una crema o aceite corporal para mantener la piel bien hidratada.

– Se pueden utilizar desodorantes sin problema.

– La ropa interior debe ser holgada y confeccionada en algodón u otros tejidos transpirables. La ropa ceñida está desaconsejada.

– Es muy importante lavarse los dientes después de cada comida y realizar una revisión odontológica antes del embarazo o durante los primeros meses.

– El rostro merece los mismos cuidados que antes: limpieza diaria con productos específicos, aplicación de tónicos y cremas hidratantes, etc.

– Masajear la zona del pecho que rodea el pezón colocando el dedo pulgar en la parte superior y el índice por debajo. Este ejercicio refuerza los senos.

– Hacer ejercicio físico moderado para estar en forma, además de la Yoga prenatal. Pasear todos los días ayudará a relajarse y a conciliar mejor el sueño.

– No realizar esfuerzos físicos exagerados, no fatigarse ni cargar grandes pesos.

– Adoptar una posición correcta, con la espalda recta, tanto mientras se está sentada como de pie.

– Evitar el calzado de tacón alto así como el que sea completamente plano.

– Utilizar prendas cómodas y adaptadas en cada momento a la nueva talla.

– Salvo que su Ginecóloga(o) lo aconseje, no es necesario usar faja.

– No descuidar el control de embarazo.

– La automedicación está prohibida durante la gestación, pero, en caso de enfermedad, la futura mamá debe tomar el tratamiento que el médico le indique.

Manipulación de los alimentos:

– Comer la carne y el pescado cocinados, preferiblemente a la plancha o hervidos.

– Evitar que se produzca un aumento excesivo de peso.

– Consumir abundantes frutas y verduras, perfectamente lavadas.

– Eliminar de la dieta alimentos elaborados con grasas de origen animal y productos prefabricados.

– Disminuir el consumo de café, té y bebidas con cafeína. Los Ginecólogos en Guadalajara no recomiendan este tipo de bebidas, ya que esta sustancia puede atravesar la placenta y alterar la frecuencia cardíaca y respiratoria del futuro bebé. Evitar el alcohol y el tabaco.

Higiene

Higiene durante el embarazo

Durante el embarazo la higiene es fundamental para evitar la aparición de enfermedades y para conservar la salud y el bienestar tanto de la madre como de su futuro hijo.

Pero la higiene no solo abarca el aseo y el cuidado escrupuloso del cuerpo; también debe incluir la adopción de buenos hábitos y de ciertas precauciones básicas en la manipulación de los alimentos.

– Durante la gestación aumenta la sudoración y el flujo vaginal, por lo tanto, es conveniente ducharse a diario, utilizando un jabón de pH neutro.

– Aplicarse una crema o aceite corporal para mantener la piel bien hidratada.

– Se pueden utilizar desodorantes sin problema.

– La ropa interior debe ser holgada y confeccionada en algodón u otros tejidos transpirables. La ropa ceñida está desaconsejada.

– Es muy importante lavarse los dientes después de cada comida y realizar una revisión odontológica antes del embarazo o durante los primeros meses.

– El rostro merece los mismos cuidados que antes: limpieza diaria con productos específicos, aplicación de tónicos y cremas hidratantes, etc.

– Masajear la zona del pecho que rodea el pezón colocando el dedo pulgar en la parte superior y el índice por debajo. Este ejercicio refuerza los senos.

– Hacer ejercicio físico moderado para estar en forma, además de la Yoga prenatal. Pasear todos los días ayudará a relajarse y a conciliar mejor el sueño.

– No realizar esfuerzos físicos exagerados, no fatigarse ni cargar grandes pesos.

– Adoptar una posición correcta, con la espalda recta, tanto mientras se está sentada como de pie.

– Evitar el calzado de tacón alto así como el que sea completamente plano.

– Utilizar prendas cómodas y adaptadas en cada momento a la nueva talla.

– Salvo que su Ginecóloga(o) lo aconseje, no es necesario usar faja.

– No descuidar el control de embarazo.

– La automedicación está prohibida durante la gestación, pero, en caso de enfermedad, la futura mamá debe tomar el tratamiento que el médico le indique.

Manipulación de los alimentos:

– Comer la carne y el pescado cocinados, preferiblemente a la plancha o hervidos.

– Evitar que se produzca un aumento excesivo de peso.

– Consumir abundantes frutas y verduras, perfectamente lavadas.

– Eliminar de la dieta alimentos elaborados con grasas de origen animal y productos prefabricados.

– Disminuir el consumo de café, té y bebidas con cafeína. Los Ginecólogos en Guadalajara no recomiendan este tipo de bebidas, ya que esta sustancia puede atravesar la placenta y alterar la frecuencia cardíaca y respiratoria del futuro bebé. Evitar el alcohol y el tabaco.

Higiene

Higiene durante el embarazo

Durante el embarazo la higiene es fundamental para evitar la aparición de enfermedades y para conservar la salud y el bienestar tanto de la madre como de su futuro hijo.

Pero la higiene no solo abarca el aseo y el cuidado escrupuloso del cuerpo; también debe incluir la adopción de buenos hábitos y de ciertas precauciones básicas en la manipulación de los alimentos.

– Durante la gestación aumenta la sudoración y el flujo vaginal, por lo tanto, es conveniente ducharse a diario, utilizando un jabón de pH neutro.

– Aplicarse una crema o aceite corporal para mantener la piel bien hidratada.

– Se pueden utilizar desodorantes sin problema.

– La ropa interior debe ser holgada y confeccionada en algodón u otros tejidos transpirables. La ropa ceñida está desaconsejada.

– Es muy importante lavarse los dientes después de cada comida y realizar una revisión odontológica antes del embarazo o durante los primeros meses.

– El rostro merece los mismos cuidados que antes: limpieza diaria con productos específicos, aplicación de tónicos y cremas hidratantes, etc.

– Masajear la zona del pecho que rodea el pezón colocando el dedo pulgar en la parte superior y el índice por debajo. Este ejercicio refuerza los senos.

– Hacer ejercicio físico moderado para estar en forma, además de la Yoga prenatal. Pasear todos los días ayudará a relajarse y a conciliar mejor el sueño.

– No realizar esfuerzos físicos exagerados, no fatigarse ni cargar grandes pesos.

– Adoptar una posición correcta, con la espalda recta, tanto mientras se está sentada como de pie.

– Evitar el calzado de tacón alto así como el que sea completamente plano.

– Utilizar prendas cómodas y adaptadas en cada momento a la nueva talla.

– Salvo que su Ginecóloga(o) lo aconseje, no es necesario usar faja.

– No descuidar el control de embarazo.

– La automedicación está prohibida durante la gestación, pero, en caso de enfermedad, la futura mamá debe tomar el tratamiento que el médico le indique.

Manipulación de los alimentos:

– Comer la carne y el pescado cocinados, preferiblemente a la plancha o hervidos.

– Evitar que se produzca un aumento excesivo de peso.

– Consumir abundantes frutas y verduras, perfectamente lavadas.

– Eliminar de la dieta alimentos elaborados con grasas de origen animal y productos prefabricados.

– Disminuir el consumo de café, té y bebidas con cafeína. Los Ginecólogos en Guadalajara no recomiendan este tipo de bebidas, ya que esta sustancia puede atravesar la placenta y alterar la frecuencia cardíaca y respiratoria del futuro bebé. Evitar el alcohol y el tabaco.