Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anticonceptivos: Embarazos no deseados anticonceptivos: embarazos no deseados Anticonceptivos: Embarazos no deseados images 10
Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anticonceptivos: Embarazos no deseados. Demógrafos y especialistas en reproducción se refieren a este grupo de la población como aquellas personas con una “necesidad no satisfecha de planificación familiar o anticoncepción”. La proporción de mujeres que se encuentra en esta situación no es despreciable: en Bolivia, por ejemplo, ascendía al 26% en 1998 (2), en Nicaragua al 14,7% en 1998 (8) y en México al 12,1% en 1997 (10). Según el Instituto Alan Guttmacher, en 1994 existían 8 millones de mujeres con esta necesidad insatisfecha en Brasil, 1,8 millones en Colombia, 6,7 millones en México, 1,9 millones en Perú y 351 000 en la República Dominicana.

Anticonceptivos orales

Diversas encuestas realizadas en distintos países proporcionan algunas indicaciones sobre las razones que subyacen a esta situación. La falta de conocimientos sobre los anticonceptivos es una de ellas, si bien en los últimos años se menciona menos frecuentemente que antes. En cambio, contribuye más el conocimiento deficiente de cómo utilizar un método determinado (especialmente los anticonceptivos orales), resultado de la ausencia total de asesoramiento (esto sucede, por ejemplo, cuando se adquieren los anticonceptivos en la farmacia y no se accede a una consulta con una persona cualificada) o de un asesoramiento deficiente. Este desconocimiento hace que el fracaso de los métodos sea frecuente. Otras razones que explican la “necesidad no satisfecha” son el temor (infundado, por cierto) a los efectos secundarios de los métodos, la oposición de la pareja, la postura de algunas iglesias (sobre todo la Católica y grupos asociados con ella) y las barreras para conseguir los métodos (inexistencia de servicios, costos, diferencias culturales o lingüísticas). Estas barreras, junto con la deficiente calidad de los servicios, representan factores particularmente importantes para ciertos grupos de mujeres (rurales e indígenas, sobre todo), los hombres y los adolescentes, cuyas necesidades de atención son diferentes de las de la mayoría de la población usuaria.

Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Píldora del día después

Píldora del día después

Píldora del día después píldora del día después Píldora del día después fotolia 49010096 subscription monthly m 300x200
Píldora del día después

La anticoncepción de emergencia se conoce comúnmente como la “píldora del día después”, aunque los fabricantes, los partidarios y los proveedores han tratado de distanciarse de este término porque transmite la idea de que la anticoncepción de emergencia sólo puede administrarse al día siguiente del contacto sexual sin protección, como método anticonceptivo.

En realidad, este tipo de anticoncepción ha demostrado ser eficaz en prevenir el embarazo. Las pastillas de anticoncepción de emergencia pueden administrarse hasta tres días después (aunque son más eficaces en las primeras 24 horas) como una dosis alta de anticonceptivos orales y también pueden administrarse como pastillas elaboradas específicamente para usarse como anticoncepción de emergencia (generalmente dos píldoras). Ambas formas actúan para cambiar el ambiente uterino a uno que no favorece la implantación de un óvulo fecundado. No se ha comprobado que alguna de las dos formas sea más eficaz que la otra para prevenir el embarazo.

Ginecología en Guadalajara

La ventaja de administrar la píldora del día después como anticonceptivo de emergencia es que hay mayor disponibilidad de las mismas que de las prescritas específicamente para la anticoncepción de emergencia. Los efectos secundarios más comunes de las pastillas son: náusea, vómito, manchado de sangre y dolor de cabeza. La ventaja de administrar las pastillas de anticoncepción de emergencia es que solamente se necesita tomar dos píldoras, y los efectos secundarios son considerablemente menos severos debido a que las dos píldoras habitualmente son levonorgestrel, mientras que los anticonceptivos habituales son hormonales combinados; la anticoncepción de emergencia ha sido un tema polémico que ha dividido –a menudo– a América.

Si bien la anticoncepción de emergencia en forma de anticonceptivos orales, en otras palabras la píldora del día siguiente está disponible en América (en cualquier parte donde la anticoncepción es legal), el conocimiento de su existencia no es común ni se fomenta (incluso en gran parte de Estados Unidos y Canadá).6 Aunque la anticoncepción de emergencia está incluida en las normas de planificación familiar de muchos países de la región, las píldoras prescritas para la anticoncepción de emergencia sólo están disponibles en unos cuantos países (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos y México, donde la forma y la disponibilidad coinciden).

píldora del día después