Embarazo en adolescentes

Embarazo en adolescentes

Embarazo en adolescentes embarazo en adolescentes Embarazo en adolescentes ginecologo adolescente 300x200
Embarazo en adolescentes

El embarazo en adolescentes, es decir, el  embarazo en mujeres de menos de 19 años es común en la región. Encuestas recientes señalan que el 14% de las gestaciones en Bolivia en 1998 fueron de adolescentes, el 19% en Colombia en 2000, el 27% en Nicaragua en 1998 y el 17% en Paraguay en 1990.

Otra manera de apreciar la magnitud del problema es calcular la proporción de menores de 19 años que están embarazadas o ya han tenido por lo menos un hijo cuando se realiza una encuesta. Esta categoría (adolescentes embarazadas o con un hijo o más) representó un 44% en Bolivia en 1994, un 39% en Colombia en 1995 y un 41% en Paraguay en 1996.

En México, el 15,2% de las menores de 20 años ya tuvo su primer hijo. Esta alta frecuencia de embarazos en adolescentes se asocia, obviamente, con un inicio temprano de la vida sexual.

En México, por ejemplo, el 11% de las adolescentes de la cohorte 1965–1969 inició su vida sexual activa antes de los 16 años. Esta fracción era de casi el doble entre las jóvenes de áreas rurales y cinco veces mayor en las mujeres sin instrucción, en comparación con las que concluyeron la primaria. Finalmente, otro dato interesante para ilustrar el problema del embarazo en adolescentes es que las parejas jóvenes utilizan anticonceptivos con menor frecuencia que los adultos para retrasar el primer embarazo (en México, solo el 17,5% de las parejas sin hijos lo hace). Esta baja utilización de anticonceptivos determina un alto riesgo de embarazo en las jóvenes.

Es por esto que es importante acudir a un ginecólogo en Guadalajara para poder tener a nuestras hijas bien informadas del riego que puede llevar comenzar una vida sexual sin el cuidado de los anticonceptivos, ya que no solo el riesgo es el de un embarazo en adolescentes si no que también existen miles de enfermedades que se transmite vía sexual.

Embarazo en adolescentes

Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anticonceptivos: Embarazos no deseados anticonceptivos: embarazos no deseados Anticonceptivos: Embarazos no deseados images 10
Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anticonceptivos: Embarazos no deseados. Demógrafos y especialistas en reproducción se refieren a este grupo de la población como aquellas personas con una “necesidad no satisfecha de planificación familiar o anticoncepción”. La proporción de mujeres que se encuentra en esta situación no es despreciable: en Bolivia, por ejemplo, ascendía al 26% en 1998 (2), en Nicaragua al 14,7% en 1998 (8) y en México al 12,1% en 1997 (10). Según el Instituto Alan Guttmacher, en 1994 existían 8 millones de mujeres con esta necesidad insatisfecha en Brasil, 1,8 millones en Colombia, 6,7 millones en México, 1,9 millones en Perú y 351 000 en la República Dominicana.

Anticonceptivos orales

Diversas encuestas realizadas en distintos países proporcionan algunas indicaciones sobre las razones que subyacen a esta situación. La falta de conocimientos sobre los anticonceptivos es una de ellas, si bien en los últimos años se menciona menos frecuentemente que antes. En cambio, contribuye más el conocimiento deficiente de cómo utilizar un método determinado (especialmente los anticonceptivos orales), resultado de la ausencia total de asesoramiento (esto sucede, por ejemplo, cuando se adquieren los anticonceptivos en la farmacia y no se accede a una consulta con una persona cualificada) o de un asesoramiento deficiente. Este desconocimiento hace que el fracaso de los métodos sea frecuente. Otras razones que explican la “necesidad no satisfecha” son el temor (infundado, por cierto) a los efectos secundarios de los métodos, la oposición de la pareja, la postura de algunas iglesias (sobre todo la Católica y grupos asociados con ella) y las barreras para conseguir los métodos (inexistencia de servicios, costos, diferencias culturales o lingüísticas). Estas barreras, junto con la deficiente calidad de los servicios, representan factores particularmente importantes para ciertos grupos de mujeres (rurales e indígenas, sobre todo), los hombres y los adolescentes, cuyas necesidades de atención son diferentes de las de la mayoría de la población usuaria.

Anticonceptivos: Embarazos no deseados

Anillo vaginal

Anillo vaginal

Anillo vaginal  Anillo vaginal ANILLO 300x300
Anillo vaginal

Anillo vaginal

El anillo vaginal (anillo intravaginal o sistema de liberación vaginal), cuya nombre comercial es NuvaRing, es un método anticonceptivo hormonal de larga duración1 2 consiste en un anillo de plástico flexible (copolímero Etilvinilacetato) de unos 5 centímetros de diámetro que, colocado en la vagina, libera hormonas femeninas idénticas a la píldora anticonceptiva (etonogestrel y etinilestradiol) en dosis bajas y constantes y que, absorbidas por la mucosa de la vagina, impiden la ovulación. Su eficacia, similar a la píldora anticonceptiva, es del 99,7%.

Anticonceptivos

Método de uso

El anillo vaginal es de uso mensual acompañado al ciclo sexual femenino o ciclo menstrual. Se introduce en la vagina, de modo idéntico al tampón, en el primer día del ciclo; se deja insertado durante tres semanas (21 días) tras las cuales se retira y desecha con el objeto de descansar durante una semana (7 días) dejando para que la menstruación tenga lugar. Después debe introducirse otro nuevo

 

El anillo no se mueve ni se cae por que  las paredes vaginales no lo permiten, aunque puede producirse en algunos casos. El anillo vaginal permanece en la vagina durante las relaciones sexuales, excepto durante la semana de descanso. La mayoría de parejas no lo perciben durante sus relaciones sexuales. Antes de comenzar su uso puede ser conveniente la consulta médica. Dependiendo de los países puede requerirse la prescripción médica.

 

 

Un anillo anticonceptivo NuvaRing en la palma de una mano permite apreciar su tamaño.

Eficacia

La eficacia del anillo mensual es del 99,7%.

Gincologos

Ventajas

Se cambia únicamente una vez al mes.

Alta eficacia (99.7%).

Contiene la mitad de hormonas que otros métodos.

No hay indicios externos sobre su uso, por ello es privado.

Disminuye el riesgo de cáncer de útero.

Una vez abandonado el método, la mujer vuelve inmediatamente a ser fértil.

No tiene efectos secundarios a nivel digestivo.

En caso de vómitos o diarreas su eficacia es máxima ya que no se produce expulsión de hormonas (en el caso de las píldoras esta situación reduce su eficacia).

Los antibióticos no interfieren con su eficacia, algo que sí pasa con las píldoras anticonceptivas.

Se puede nadar con él.

Inconvenientes

No protege contra enfermedades de transmisión sexual.

En algunas ocasiones, puede notarse al mantener relaciones sexuales.

Su colocación puede resultar incómoda.

Puede tener efectos adversos.

Ginemed

La información sobre el uso del anillo vaginal no es muy amplia, algunas informaciones señalan que, en el caso de España y en el año 2012, el uso del anillo vaginal habría alcanzado el 3% y la píldora el 17% si bien el anillo vaginal alcanzaría un uso del 13% entre las profesionales sanitarias.5 Otras informaciones, del año 2007, indicarían que en algunos países, entre ellos Finlandia y España, el uso del anillo vaginal habría superado a la píldora como método anticonceptivo aunque el preservativo seguiría siendo el método más utilizado.

 

Anillo vaginal

#Ginemed