Cáncer cervical Guadalajara

Cáncer cervical Guadalajara

Cáncer cervical Guadalajara cáncer cervical guadalajara Cáncer cervical Guadalajara images 6
Cáncer cervical Guadalajara

En lo que respecta al EC II, siempre debe utilizarse la radioterapia, en nuestro medio existen resultados a cinco años con supervivencia del 60 al 80% y, en etapa III, los resultados de supervivencia a cinco años se reducen a 35%, por lo que en estos grupos hemos llevado al cabo diferentes protocolos de investigación de tipo prospectivo y comparativo.

De 1973 a 1993, 218 pacientes han sido estudiadas en nueve diferentes protocolos, 72 previamente tratadas con radioterapia y 146 recibieron quimioterapia primaria (neo- adyuvante). El tipo histológico de carcinoma epidermoide, en 162 cé- lulas pequeñas en 18, y adenoescamoso 38, hemos encontrado que esta neoplasia es altamente quimiosensible con respuestas iniciales a la combinación de quimioterapia sola, sin embargo, a largo plazo (5-10 años) no existe diferencia en la sobrevida global.

Las enfermas, viven el mismo tiempo cuando reciben la radioterapia como único método si se compara con el que recibió quimioterapia y radioterapia. El grupo de enfermas con carcinoma de células pequeñas del cervix tratadas con Cis DDP, etopósido y ciclofosfamida seguido de cirugía radical, mostró 4/18 pacientes con respuesta completa histopatológica en la pieza quirúrgica, 12/18 tenían respuesta clínica completa y 1/18 respuesta parcial. Este tipo de tumor es poco frecuente, sin embargo, sus respuestas observadas en este estudio, demuestran que es el mejor método a utilizar.

VPH

Los modificadores de la respuesta biológica, combinados con la radioterapia han mostrado ser útiles cuando se les compara con el uso solo de la radioterapia. En el Instituto Nacional de Cancerología, se inició un estudio prospectivo “randomizado”, comparativo en 1988 utilizando el tratamiento convencional de radioterapia (externa y braquiterapia) en pacientes con EC III y IV.7 Un grupo de 18 pacientes, recibieron en forma simultánea con la radioterapia interferón 2 recombinante (IFN2r) como radiosensibilizador y, el otro grupo (15 pacientes) recibieron radioterapia sola. La toxicidad que se observó en el primer grupo fue la proctitis en 94% y requirieron colostomía permanente, sin embargo, la supervivencia a nueve años es de 28% de las pacientes libres de enfermedad versus 7% de pacientes que recibió únicamente radioterapia. Actualmente se realizan estudios en los que se modificará la dosis de interferón.

Además, se está diseñando un protocolo en el que se utilizará la Amifostina (Ethiol) con el fin de proteger los tejidos sanos irradiados. de la Garza JG, y cols. S-68 Gac Méd Méx Vol. 136 Suplemento No. 3, 2000 En conclusión, se puede afirmar que: a) El carcinoma cérvico-uterino es quimiosensible b) Las pacientes con carcinoma cérvico-uterino avanzado, previamente tratadas con radioterapia y enfermedad recurrente y/o metastásica deben ser valoradas en forma individual y particularmente cuando vayan a recibir quimioterapia.

Es importante asistir a una clínica de ginecólogos cada determinado tiempo para un chequeo y asegurarnos que todo se encuentra bien.

Cáncer cervical Guadalajara

Cáncer de mama en México

Cáncer de mama en México

Cáncer de mama en México cáncer de mama en méxico Cáncer de mama en México cancer de mama7 300x200
Cáncer de mama en México

En México el cáncer es cada vez más frecuente. Sin embargo, el cáncer de mama en México es uno de los tipos de cáncer que a lo largo del tiempo ha tomado cada vez más fuerza.

La mujeres en México han sido sometidas a campañas del gobierno para hacer conciencia de lo peligroso que es no tener una cultura de autoexploración ya que solo el 10% de los casos son detectados en etapa I por medio de la misma. Hay datos de estas campañas desde 2011 en las que los estudios eran ofrecidos gratuitamente a la población, además de publicar los requisitos que se necesitan para que el mismo sea efectivo.

Desde 2006 las muertes por cáncer de mama han sido más frecuentes que las muertes por cáncer cervicouterino y se estima que para 2020 los casos anuales tengan un incremento de 16,500 (Knaul, 2009). Los países desarrollados han prestado gran atención al cáncer, sin embargo en países como México los planes implementados para su prevención han sido deficientes, convirtiéndose en uno de los principales problemas que ha provocado una alta tasa de mortalidad en el país, siendo las mujeres adultas las principales víctimas.

Lo más preocupante del asunto es la incapacidad del Sistema de Salud para brindar servicios a todos o la mayoría de los sectores de la población, a pesar del hecho que las personas sin seguridad social tienen derecho a un tratamiento para el cáncer de mama por medio del Seguro Popular de Salud. Mujeres de bajos recursos se enfrentan con la incapacidad de detectar a tiempo estos tumores y a no llevar un seguimiento en los tratamientos debido a la escasez de recursos con los que cuenta el gobierno y que podrían sanar o controlar el problema.

De acuerdo con datos obtenidos por el Dr. José Sanfilipo B. (s.f.) el cáncer de mama en México está asociado principalmente a estilos de vida no saludables, es decir, al consumo de grandes cantidades de grasa, carbohidratos, al envejecimiento, el sedentarismo y al sobrepeso. Tanto para las mujeres afectadas, sus familias y para el mismo Sistema de Salud, esta patología tiene un gran impacto debido al desgaste emocional y económico que comprende su atención, pues en la mayoría de los casos la detección se realiza en etapas avanzadas cuando el cáncer ya no puede ser controlado y las mujeres se ven en un alto riesgo de muerte.

Cáncer de mama en México.