Píldora anticonceptiva

Píldora anticonceptiva

Píldora anticonceptiva píldora anticonceptiva Píldora anticonceptiva images 3 300x147
Píldora anticonceptiva

Píldora anticonceptiva. En 1991, aproximadamente 1,4 millones de brasileñas tuvieron un aborto inducido, y muchos de estos procedimientos fueron inseguros.

Reconociendo la contribución potencial de los métodos anticonceptivos de emergencia, el Ministerio de Salud del Brasil, en colaboración con el Population Council, convocó una reunión nacional en marzo de 1996 para analizar este tema. Entre las conclusiones más importantes se decidió que la anticoncepción de emergencia debería ser incluida dentro de las normas del programa oficial de planificación familiar del Ministerio; que las actividades de educación y de difusión deberían ser desarrolladas para el público en general y para los proveedores de los servicios de salud; y que era necesario realizar más investigación acerca de la anticoncepción de emergencia dentro del contexto brasileño.

En marzo de 1997, el método Yuzpe las píldoras anticonceptivas y los métodos anticonceptivos fueron incluidos dentro de las normas del programa de planificación familiar. Aunque un producto específico para anticoncepción de emergencia, a base únicamente de levonorgestrel, fue registrado y está disponible en Brasil desde julio de 1999, al momento de la investigación que detallamos a continuación, las mujeres que tenían que recurrir a este tratamiento tenían que usar las píldoras anticonceptivas normales. En el mercado se dispone de varias píldoras anticonceptivas adecuadas para ser utilizadas como un anticonceptivo de emergencia.

Sin embargo, como las diferentes marcas de píldoras anticonceptivas contienen diversos ingredientes activos, es preciso utilizar un diferente número de píldoras para completar la dosis de la terapia de anticoncepción de emergencia, lo cual confunde a la mujer.

Píldora anticonceptiva.

Ginecología y Obstetricia: La anticoncepción de emergencia

Ginecología y Obstetricia

Ginecología y Obstetricia ginecología y obstetricia Ginecología y Obstetricia: La anticoncepción de emergencia images 2
Ginecología y Obstetricia

Ginecología y Obstetricia. En un estudio observacional, transversal, prospectivo, descriptivo y abierto para conocer las actitudes y los conocimientos que sobre anticoncepción de emergencia tenían los médicos residentes del servicio de Ginecología y Obstetricia del ISSSTE. Se aplicó un cuestionario sobre anticoncepción de emergencia a todos los médicos de los cuatros grados (R1, R2, R3 y R4) que eran residentes de la especialidad de Ginecología y Obstetricia adscritos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y que pertenecían al ciclo académico 2009-2010.

La distribución por grado fue de la siguiente manera: 25 residentes de primer año, 24 residentes de segundo año, 26 residentes de tercer año y 25 residentes de cuarto año; el total fue de 100 médicos residentes de la especialidad de Ginecología y Obstetricia .

Anticoncepción de emergencia

En contraste, el coeficiente alfa del conocimiento (0.56) indicó sólo una modesta consistencia interna; la frecuencia con que los médicos residentes prescribieron la anticoncepción de emergencia aumentó significativamente desde el primero hasta el cuarto año (χ2 [98] = 25.60, p < 0.001, análisis de Friedman). El porcentaje de médicos que prescribieron anticoncepción de emergencia se incrementó de 18 a 22%. Debe considerarse lo siguiente: durante el inicio de la residencia 10% de los médicos residentes que recetó la pastilla anticonceptiva de emergencia informó que la prescribió por lo menos una vez al mes, y conforme la promovieron en los años siguientes esta conducta se incrementó a 26%; el conocimiento acerca de las píldoras anticonceptivas de emergencia mejoró de manera significativa entre los médicos residentes, desde los médicos de primero hasta los de cuarto año (t [91] = 7.06, p < 0.001). Los médicos residentes pudieron responder correctamente a una media de 1.25 preguntas más, 4.29 frente al 3.00 que obtuvieron al inicio de la especialidad. El porcentaje de participantes que tenían conocimientos adecuados también aumentó significativamente. A medida que progresaban en los años de especialidad, los médicos residentes conocían más sobre el tiempo, el modo de acción y la eficacia de las píldoras anticonceptivas de emergencia. 

Ginecología y Obstetricia.

Ginecología y el embarazo

Ginecología y el embarazo

Ginecología y el embarazo ginecología y el embarazo Ginecología y el embarazo cord  n umbilical 300x223
Ginecología y el embarazo

Ginecología y el embarazo. Las expectativas reproductivas están influenciadas por la cultura y la ideología, y difieren según el grupo social y el contexto histórico.

El papel que se les asigna a las mujeres en la sociedad está íntimamente relacionado con las expectativas reproductivas y varía dentro de una amplia gama que va desde el papel exclusivo de madre y cuidadora de los hijos hasta su desempeño pleno como trabajadora o profesional.

Porque aún no todas las personas pueden controlar su fecundidad. En la segunda mitad del siglo XX aparecieron y se desarrollaron los métodos anticonceptivos modernos, que son muy eficaces y seguros y que, por primera vez en la historia de la humanidad, permitieron llevar las expectativas reproductivas a la práctica.

Métodos anticonceptivos

En efecto, la anticoncepción moderna es la herramienta idónea para que las mujeres y las parejas puedan elegir el momento en que inician la reproducción, el número de hijos que van a tener y el espaciamiento entre los embarazos. En la Región se ha observado una tendencia constante al aumento del uso de métodos anticonceptivos.

Así, por ejemplo, en Bolivia (uno de los países con una prevalencia de uso más baja) la proporción de mujeres en edad fértil que utiliza anticoncepción ha aumentado del 30,3% en 1989 al 45,3% en 1994 y al 48,3% en 1998, y en Nicaragua del 49% en 1993 al 60,3% en 1998. En el otro extremo del espectro (países con frecuencias de uso elevadas), Colombia muestra un aumento del 72% en 1995 al 77% en 2000 y en México se observa una tendencia ascendente sin interrupciones: del 63,1% en 1992 al 66,5% en 1996 y al 70,8% en 2000.

Sin embargo, en la práctica, existen mujeres que no desean reproducirse pero siguen expuestas al “riesgo” de quedar embarazadas, por estar en edad reproductiva y llevar una vida sexual activa sin usar ningún método anticonceptivo o porque utilizan métodos “tradicionales” como el ritmo o el coito interrupto, de escasa eficacia para evitar el embarazo. Es por esto que es importante que a la hora de tener una vida sexual activa relacionemos la ginecología y el embarazo, ya que gracias a esta podemos controlar cuando reproducirnos y cuando no.

Ginecología y el embarazo

Embarazos no deseados

Embarazos no deseados

Embarazos no deseados embarazos no deseados Embarazos no deseados 20032012ppal int 443x300 300x203
Embarazos no deseados

La reproducción y su condición necesaria para un embarazo Guadalajara, el ejercicio de la sexualidad, deberían ser siempre actos deseados y planeados.

Lamentablemente, no es así. Prueba de ello son los embarazos no deseados, definidos como aquellos que ocurren en un momento poco favorable, inoportuno, o que se dan en una persona que ya no quiere reproducirse. ¿Por qué, en una época en la que, al menos en teoría, existen los medios para regular la fecundidad, las mujeres aún siguen teniendo este problema?.

Ginecólogas en Guadalajara

Porque las mujeres y las parejas de América Latina y el Caribe (ALC) desean menos hijos que los que naturalmente resultan del ejercicio de una vida sexual activa. Las encuestas de demografía y salud que se han llevado a cabo en la mayoría de los países de la Región en las últimas décadas muestran que, en promedio, el tamaño de la familia se ha reducido de manera importante en los últimos 30 años: de 6 hijos en 1960–1965 a 3,3 en el primer quinquenio de los años noventa. Sin embargo, el número de hijos que las mujeres desearían tener es todavía menor. Así, por ejemplo, en Bolivia, en 1998 el tamaño medio de la descendencia era de 4,2 hijos, mientras que el número medio de hijos que las mujeres mencionan como ideal era de 2,6. En Colombia, en el año 2000, el tamaño de la familia era en promedio de 2,6 hijos, mientras que el número deseado de hijos era, en promedio, de 2,3. Estos datos, de por sí ilustrativos, son medias nacionales que ocultan grandes diferencias según la edad, escolaridad y lugar de residencia. Por ejemplo, en México, en 1997 las mujeres de 15 a 19 años declararon que su nú- mero ideal de hijos era, en promedio, de 2,7, mientras que las del grupo de 45 a 49 años respondieron que era de 4; aquellas sin escolaridad dijeron que el número ideal era de 4,3 y las que tenían educación secundaria o superior aspiraban a 2,7. Finalmente, las de origen rural señalaron que su tamaño ideal de descendencia era de 3,8 y las de origen urbano, de 3. En todos los países donde se ha recogido este tipo de información se han observado tendencias similares. Este cambio refleja profundas y complejas transformaciones sociales y culturales a las que con Palabras clave: embarazos no deseados, aborto inseguro, mortalidad materna, anticonceptivos, planificación familiar, América Latina y Caribe.

Embarazos no deseados

Tratamiento del Virus del Papiloma Humano

Tratamiento del Virus del Papiloma Humano

Tratamiento del Virus del Papiloma Humano tratamiento del virus del papiloma humano Tratamiento del Virus del Papiloma Humano ginecologo  300x188
Tratamiento del Virus del Papiloma Humano

Se consideró que había persistencia del padecimiento cuando después del Tratamiento del Virus del Papiloma Humano se encontró lesión (Papanicolaou y colposcopia) y ADN del virus del papiloma humano antes de un año del tratamiento.

Se consideró que había recurrencia del padecimiento cuando tenían lesión y ADN del virus del papiloma humano después de un año del tratamiento. Se seleccionó a mujeres sexualmente activas, con diagnóstico de lesiones intraepiteliales escamosas de bajo grado y con infección por el virus del papiloma detectada por reacción en cadena de la polimerasa, que no se realizo el Tratamiento del Virus del Papiloma Humano, de la lesión ni la infección.

Para el estudio citológico se realizaron dos extendidos exocervicales con una espátula y se aseguró la muestra de la zona de transformación escamocolumnar y de la lesión visible; con un cepillo cervical se obtuvo la muestra endocervical. El cepillo cervical con la muestra endocervical, para el estudio molecular, se colocó en un tubo Eppendorf con solución de lisis compuesta por Tris 10 mm ph 8.0, EDTA 20 mm ph 8.0 y SDS 0.5%; todo en condiciones de esterilidad. Para obtener el ADN cervical se lavaron con fenol-cloroformo-alcohol-isoamílico, previa incubación en un baño metabólico con proteinasa K (100 mg/mL) a 65°C. Esto con el propósito de degradar las proteínas del medio. Después se realizaron cuatro lavados con fenol-cloroformo-alcohol-isoamílico, se mezclaron con vortex durante 45 segundos y se centrifugaron 5 minutos a 1,400 rpm a 4°C. El fenol, al igual que el cloroformo, tienen la función de desnaturalizar activamente las proteínas y se obtienen tres fases: acuosa, proteica y de restos celulares y fenólicos. Se recuperó la fase acuosa, se agregó LiCI 8M para separar el RNA de la muestra, se centrifugó durante cinco minutos a 1,400 rpm, se recuperó nuevamente la fase acuosa en un tubo Eppendorf limpio y se agregó NaCI 5M.

Se agitó por unos segundos y se le agregó isopropanol para visualizar la hebra de ADN y para tenerlo libre de sales se utilizó etanol al 70%. Cuando se obtuvo el ADN se resuspendió en 55 µL de agua desionizada estéril y se midió su concentración y pureza en un espectrofotómetro de luz ultravioleta. Después, al ADN se le realizó la técnica de la reacción en cadena de la polimerasa.35 Amplificación del ADN viral por reacción en cadena de la polimerasa A la muestra de ADN genómico se le aplicó la técnica de la PCR con los iniciadores MY09 y MY11 de Bauer y Manos, que son complementarios a una región del gen LI del VPH, la cual se conserva y el producto de la amplificación es de aproximadamente 450 pb.

Tratamiento del Virus del Papiloma Humano

Ginecología y los métodos anticonceptivos

Ginecología y los métodos anticonceptivos

Ginecología y los métodos anticonceptivos ginecología y los métodos anticonceptivos Ginecología y los métodos anticonceptivos doctor and patient 300x200
Ginecología y los métodos anticonceptivos

Ginecología y los métodos anticonceptivos. En el año 2005 la población de México era de 103,946,866 personas, en el año 2006 la población ascendió a 104,874,282 personas y en el último reporte del año 2010 se dijo que había una población de 112,336,538 habitantes.

Por su número de habitantes México ocupa el undé- cimo lugar entre las naciones más pobladas del mundo. Asimismo, se estima que ocurrirán alrededor de dos millones de nacimientos y cerca de 469 mil defunciones durante el presente año, lo cual equivale a un incremento absoluto de casi 1.5 millones de personas o a una tasa de crecimiento anual de 1.44%.

La población en México comenzará a decrecer en el año 2045, cuando los habitantes del país sumen casi 130 millones, según un informe de Naciones Unidas. El objetivo del presente estudio es saber si los médicos residentes de la especialidad de Ginecología y Obstetricia, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), cuentan con los conocimientos básicos para prescribir anticoncepción de emergencia.

Los beneficios que se aportan a través del presente estudio son parte fundamental de la Conferencia internacional sobre población y desarrollo, celebrada en 1994 en El Cairo, Egipto; fue un hecho sobresaliente desde la perspectiva de que, por primera vez, el concepto de salud y derechos reproductivos se definió con claridad. La salud reproductiva implica que las personas puedan llevar una vida sexual segura y satisfactoria y que tengan la capacidad de reproducirse y la libertad de decidir al respecto, ¿cuándo y con qué frecuencia?.

Ginecología y los métodos anticonceptivos

Virus del papiloma humano | Ginecología Guadalajara

Virus del papiloma humano

Virus del papiloma humano virus del papiloma humano Virus del papiloma humano | Ginecología Guadalajara doctor platicando con su paciente 300x230
Virus del papiloma humano

Ginecología Guadalajara. El ADN del virus del papiloma humano se encuentra en 99.7% de los casos de cáncer cervicouterino. La lesión clínica es visible y se distingue por condilomas o verrugas genitales; Virus del papiloma humano lesión subclínica no produce síntomas y se diagnostica por colposcopia o histología por lo que es importante que en caso de percibir estas verrugas genitales acudir a una ginecología Guadalajara.

La infección latente se relaciona con el ADN del virus del papiloma humano en el tejido que no tiene anormalidades clínicas e histológicas. Sólo las técnicas moleculares detectan esta infección, sin que la enfermedad, aún no latente, evolucione a intraepiteliales escamosas y luego a cáncer cervicouterino.

Ginecología Guadalajara

En la actualidad existen varios tratamientos para las infecciones intraepiteliales escamosas, pero no son efectivos para el virus del papiloma humano. Estos tratamientos comprenden citotoxicidad inducida químicamente y métodos ablativos que permiten la destrucción y escisión del tejido infectado por el virus del papiloma humano, como: crioterapia, electrocoagulación diatérmica, termocoagulación, vaporización con láser de CO2 , asa diatérmica, conización con bisturí e histerectomía.

Existen tratamientos tópicos, como: ácidos orgánicos, ácido tricloracético y bicloracético, y los antimetabolitos que comprenden al fluorouracilo y agentes antimicóticos, como la podofilina y la podofilotoxina. También existen las vacunas terapéuticas, antivirales (aciclovir, vidarabina) y finalmente los inmunorreguladores, como el interferón-alfa y el imiquimod. Este último se administra frecuentemente en el tratamiento de verrugas con el propósito de eliminar el agente causal.

El imiquimod es una molécula que representa a la familia de las imidazoquinolinas y es un modulador de la respuesta inmunitaria con potente actividad antiviral y antitumoral in vitro e in vivo. Se desarrolló para el tratamiento de verrugas para la  ginecología Guadalajara , pero también demostró eficacia, por su capacidad para estimular la producción del factor de necrosis tumoral alfa y otras citocinas en las células infectadas, en contra del virus del papiloma humano.

Virus del papiloma humano | Ginecología Guadalajara | Ginemed Guadalajara